Eva, Miquel y Pau

Super excitante: la segunda vez de vacaciones con Pau. Cuando Pau tenía un año fuimos de vacaciones a Francia, a una casita. Todo muy bien pero como campistas de los pies a la cabeza que somos, no nos acabó de convencer.

Amigos nuestros nos sugieron ir a Noruega. Nos explicaron que allí, los campings son de lujo, muy limpios y muy recomendables para familias con bebés. Pero pasar las vacaciones en una tienda con un bebé tampoco nos convenció. Por este motivo alquilamos un camper con Camper Experience. Resultó ser un acierto. Se preocuparon por nosotros y estuvieron muy atentos en todo momento. También nos gustó que, cuando un fin de semana tuvimos una duda sobre una luz, nos ayudaran de seguida por lo que pudimos continuar nuestro viaje sin problemas.

Disfrutamos muchísimo y el próximo año tenemos pensado ir a Repúbica Checa con unos amigos y su bebé en dos campers California.